Aislamiento y dejar de comer, focos rojos que podrían significar depresión en adolescentes, Docente de UVM Campus Texcoco

Aislamiento y dejar de comer, focos rojos que podrían significar depresión en adolescentes, Docente de UVM Campus Texcoco

  • Depresión melancólica se presenta más en mujeres que en hombres.

Texcoco, Estado de México; 26 de enero de 2018.- Síntomas como el aislamiento y el dejar de comer, sin duda son dos focos rojos indicativos que el adolescente, hombre o mujer, sufren de Depresión, comentó la Docente Michelle Huffman, Psicóloga de la Universidad del Valle de México Campus Texcoco.

La especialista señaló que el aislamiento es el primer gran indicador de la depresión adolescente; “el aislamiento, el no buscar sus pares, el no buscar interactuar con ellos, son síntomas claros de depresión. Otro síntoma clave, es la alimentación, el adolescente sano es el que come mucho, porque lo necesita, tiene hambre, duerme mucho, es absolutamente natural”.

De acuerdo con Psicología, lo primero que debe hacer el padre de familia para detectar los síntomas depresivos en el hijo adolescente, es tratar por todos los medios, de tener un muy buen medio de comunicación con el adolescente, aunque en esta etapa cuesta trabajo ya que suelen ser reacios a comunicar sus sentimientos, ya que pueden sentirse apenados ante algunas nuevas emociones y cambios corporales.

La profesora Michelle Huffman señaló que la depresión se presenta en mayor número en las mujeres que en hombres, “la diferencia no es mucha, pero sí, la tendencia es mayor en mujeres, esto se debe a la presión que ellas experimentan en la adolescencia respecto a tener una buena apariencia”. Agregó que en esta etapa, con el crecimiento, los chicos de ambos sexos se ven extraños, “de repente pueden verse con las orejas más grandes, algunas partes de su cuerpo no corresponden al tamaño, eso afecta muchísimo, más a las mujeres que a los hombres”, indicó.

La profesora Huffman agregó que otro suceso que experimentan las mujeres es la aparición de la menarca, por lo que pueden entrar en un estado de confusión, que va a acompañado de cambios hormonales.

De igual manera, la Maestra Michelle comentó que en los varones se presenta una depresión de ansiedad, en tanto que para las mujeres es una depresión melancólica, “la diferencia entre una y otra, es que la depresión ansiosa es parte de lo que experimentamos actualmente en la sociedad, que es el incremento de los síntomas ansiosos, es una sensación del adolescente de inquietud, de angustia por eventos que no ocurren. El adolescente empieza: ¡y qué tal si voy a estar solo siempre!, ¡y a mí nadie me va a querer!, se preocupan por situaciones que aún no experimentan y, a veces hasta incapacidad para realizar las actividades normales del día a día, porque tienen miedos, temores que los sobrepasan”, indicó.

Esta depresión de ansiedad se caracteriza por una sensación de miedo constante, y muchas veces el adolescente no sabe exactamente por qué; se incrementa el pulso cardiaco, “el adolescente experimenta esa sensación de taquicardia, de preocupación, ¡como una sensación casi de muerte, dicen, es que me voy a morir!, esto los asusta muchísimo, y hemos visto un incremento grande en la presencia de este tipo de síntomas en la población desde el año 2000 para acá, este tipo de síntomas se ha incrementado por las condiciones en las que vivimos, mayormente en los hombres”, comentó la docente de UVM Campus Texcoco.

En el caso de las mujeres, señaló la Maestra Huffman, “lo más común es la depresión melancólica, son sentimientos de vacío, sentimientos de frustración, de poca valía, una muy baja autoestima y ganas de llorar todo el tiempo; la depresión melancólica se caracteriza por eso, la detectamos en mayor medida en las adolescentes. No quiero decir que las mujeres no puedan presentar uno u otro, pero estas son más frecuentes en uno y otro”, concluyó la docente de Psicología de UVM.

---------------------------------------------------------------

La Universidad del Valle de México, desde hace 55 años se dedica a ofrecer educación superior de calidad; actualmente cuenta con 36 campus distribuidos en la República Mexicana. Los niveles educativos que ofrece son: Bachillerato, Licenciaturas tradicionales, Licenciaturas para adultos que trabajan y Posgrados. Además cuenta con Bolsa de Trabajo e Incubadora de empresas. Los estudiantes de la UVM reciben una formación integral, en la que se combinan la preparación académica, el dominio de la tecnología, los valores éticos, la práctica deportiva y las actividades culturales.