Mujeres con enfermedad coronaria atribuyen padecimiento a multiplicidad de roles y violencia de género

Mujeres con enfermedad coronaria atribuyen padecimiento a multiplicidad de roles y violencia de género

Ciudad de México, 29 de enero 2018. Mujeres con enfermedad coronaria atribuyen sus malestares a la violencia de género y a la multiplicidad de roles, revela Investigación social en salud desde la perspectiva de género: mujeres con enfermedad coronaria realizado por la la Dra. Lucero Juárez Herrera y Cairo, investigadora y docente de la licenciatura de Medicina de la Universidad del Valle de México, Campus Hermosillo.

La Dra. Juárez explicó que las enfermedades crónico degenerativas en general y las enfermedad cardiovasculares, en particular, las enfermedades coronarias, como infarto al miocardio y angina de pecho constituyen uno de los principales problemas de salud pública. En este tipo de enfermedades el análisis por sexo y por género, ha demostrado que hay sesgos de género en la atención de las mujeres, por lo que ellas tienen mayor posibilidad de fallecer que los hombres.

De ahí la relevancia de realizar la primera investigación en atención a la enfermedad coronaria con perspectiva de género. El propósito fue estudiar cómo comprenden la enfermedad las mujeres y eso tiene que ver con el derecho a la información en salud en nuestra población, cómo se vive la enfermedad y cómo son las prácticas de atención cuando acuden a los servicios de salud.

El discurso biomédico habla de la dieta y del sedentarismo, sin embargo, uno de los principales hallazgos fue que las mujeres enfermas del corazón, atribuyen su enfermedad a la violencia de género.

A pesar de que las encuestas muestran a los padecimientos del corazón como principal causa de muerte en mujeres, hay una mayor visibilidad de otros problemas de salud. De acuerdo con el estudio, las mujeres identificaron el cáncer de mama como la principal causa de muerte en mujeres, por lo que en el imaginario social y en el imaginario médico, esta idea se reproduce y predomina.

Por otro lado las mujeres perciben que las enfermedades del corazón son padecimientos de los hombres, 18% de la muestra no sabía que las mujeres también padecían del corazón, esto también contribuye a que ellas identifiquen menos los síntomas.

La investigación pone en manifiesto que las mujeres están sobre exigidas por lo que anteponen su atención médica al cuidado de su familia y a los múltiples roles que llevan a cabo, esposa, madre, hija y empleada. En la mayoría de los casos piensan que sus primeros malestares como entumecimiento del brazo dolor de uñas o cansancio al caminar, podían obedecer a todo lo que habían  desempeñado durante el día.

De acuerdo con algunas investigaciones se ha reportado que las mujeres acuden con mayor frecuencia a los servicios de salud, y así es pero por razones reproductivas pero cuando es por enfermedades del corazón acuden tardíamente.

La especialista informó que las mujeres más desinformadas son las mujeres jóvenes, porque tienen menos contacto con los servicios de salud y cuando este contacto se da es generalmente porque acuden por cuestiones relacionadas con la reproducción. Un porcentaje mayor de las jóvenes universitarias entrevistadas, acuden a los gimnasios por cuestiones estéticas y no por el interés de cuidar su salud.

Juárez Herrera y Cairo, dijo que el incorporar la perspectiva de género en el análisis permite identificar cómo los patrones y los riesgos son diferenciales en salud dependiendo de cómo vive la población y qué patrones de género se reproducen en la atención médica. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud hay determinantes sociales culturales económicos y políticos, que están íntimamente relacionados con las maneras que se viven y padecen las enfermedades.

Agregó que hay condicionantes sociales, culturales y de género llevan a una vulnerabilidad coronaria diferencial en las mujeres, de acuerdo a la escolaridad, la edad, la clase social y condiciones de vida que van mediando en sus prácticas de atención sanitaria, por lo que considera que hay una transgresión en los derechos de salud de las mujeres, a la información y a la calidad de la atención.

“La perspectiva de género posibilita ir más allá de las diferencias biológicas, identificar las desigualdades de género presentes en la enfermedad coronaria y buscar un diálogo y buscar también la incorporación de la perspectiva de género en las instituciones de educación superior”, manifestó la Dra. Lucero Juárez.

De acuerdo a los resultados, la Dra. Juárez recomienda a la población femenina acudir al médico en cuanto sientan alguna molestia, no atribuirlo al cansancio, no postergar la atención de salud por anteponer responsabilidades en su hogar, en tanto, a los profesionales de la salud los exhorta a incorporar a sus protocolos médicos la perspectiva de género, el cuadro clínico es diferente en hombres y mujeres y, sobre todo, informar más a la población sobre las enfermedades coronarias.

Metodología: Encuesta a una muestra representativa a mujeres de Hermosillo, Sonora, entrevista a profundidad a mujeres ya afectadas por la enfermedad coronaria y entrevistas estructuradas al personal médico que las atendía de medicina general y de cardiología.

 

---------------------------------------------------------------

La Universidad del Valle de México, desde hace 55 años se dedica a ofrecer educación superior de calidad; actualmente cuenta con 36 campus distribuidos en la República Mexicana. Los niveles educativos que ofrece son: Bachillerato, Licenciaturas tradicionales, Licenciaturas para adultos que trabajan y Posgrados. Además cuenta con Bolsa de Trabajo e Incubadora de empresas. Los estudiantes de la UVM reciben una formación integral, en la que se combinan la preparación académica, el dominio de la tecnología, los valores éticos, la práctica deportiva y las actividades culturales.